Constituyente, Comuna y Poder Popular: Misiones Sociales, el nuevo estado y Chávez en el Golpe de Timón – Parte II

Una de las propuestas que más resuena para desarrollar en la ANC es la de constitucionalizar las Misiones Sociales, altos funcionarios de gobierno y la mayoría de lxs candidatxs lo plantean de forma permanente, hay que decirlo también, como consigna muy general sin expresar detalles, seguro es debate necesario, en ese sentido queremos aportar algunas ideas iniciales.

Nadie duda de la identificación de las mayorías con las Misiones Sociales y éstas a su vez con un lazo irrompible con el Gobierno Bolivariano, se podría decir que son sinónimos, pero toca recordar que han sido el instrumento para vencer al Estado heredado, el que no permitía desarrollo de propuestas para avanzar en el Estado Social de Derecho y de Justicia.

Nacieron para avanzar mientras se combatía al pesado, conservador y burocrático Estado rentista. Toca reconocer también que las Misiones a la medida que se fueron consolidando dentro de esa estructura fueron perdiendo la vitalidad, su flexibilidad para adaptarse a las condiciones de nuestras comunidades populares y resolver, junto al pueblo, sus necesidades básicas inicialmente, que luego fueron complejizándose con su avance.

Las Misiones Sociales han sido un motor importante, con aprendizajes inmensos para la gestión de gobierno, allí es clave hacer síntesis, evaluación, generar los insumos para identificar en ellas los signos del nuevo Estado, sus aportes a ese avance político, allí no se debe optar por “constitucionalizar” la “transición” sino los mecanismos que vencieron a “lo viejo que termina de morir”, es hora que nazca lo nuevo.

El Comandante Chávez permanentemente ensayo formulas para construir lo nuevo, allí creemos que es necesario repasar sus reflexiones sobre el tema expresadas en El Golpe de Timón, allí el Comandante citando a  Mészáros nos dice: “El patrón de medición de los logros socialistas es: hasta qué grado las medidas y políticas adoptadas contribuyen activamente a la constitución y consolidación bien arraigada de un modo sustancialmente democrático, de control social y autogestión general”.

Así que el Estado Socialista que nos encomendó Chávez para construir es el que pueda desarrollar medidas y políticas democráticas, de control social y autogestión social. Esto debe ser planteado de forma clara y desde allí constituir formas para su implementación.

En la ANC toca vencer posturas conservadoras generadas en el marco de la crisis

Un riesgo que lxs revolucionarixs debemos derrotar es que las visiones conservadoras se instalen como “sentido común” para resolver la crisis, consolidando las lógicas de salidas individuales, vinculadas con la distribución de la renta y del clientelismo, enmascarada en la intención de superar el Estado Rentista, cosa que incluso se presenta en las líneas discursivas dominantes en la campaña constituyente.

El manejo planteado hasta ahora de la crisis integral que vivimos, sobre todo influenciada por la económica, atenta claramente con los postulados de construcción de un tejido social capaz de autogobernarse, legado fundamental del pensamiento del Comandante Chávez.

No por casualidad una de las principales campañas de la oposición contra la constituyente se basa en desarrollar “el temor sobre lo comunal”, identificando las acciones colectivas como un mal que debe ser rechazado, sin duda en muchos casos caricaturizados, reduciéndolo al absurdo pero dejando temas claves en la mesa: la propiedad, los servicios, el control social, la apropiación del trabajo, entre otras.

Defender la constituyente como espacio para consolidar la paz nos exige que sea un instrumento para el triunfo de la comunidad sobre la individualidad, del socialismo sobre el capitalismo, allí una disputa central que se debe expresar en todas las propuestas. ¿Dónde esta el socialismo?, debe ser una interrogante permanente. Y no sólo es un combate con la oposición, en más de una ocasión diversos vocerxs de la revolución esgrimen argumentos más próximos a las posturas liberales, de derecha, en contra posición al imaginario político de Chávez y sobre lo comunal se profundiza, ya sea por el silencio o la acción, el menosprecio y la clara contraposición.

En el marco de la critica necesaria de los errores cometidos en la revolución bolivariana muchxs optan, de forma claramente premeditada, por atacar “lo que aún no ha nacido” y además plantean como opción superadora lo que “debe morir”. En la compleja realidad política del país en este momentos podemos visualizar estas posturas tanto en el “chavismo” como, obviamente, en la más rancia oposición.

Muchxs que se asumen chavistas confunden con mucha facilidad y hasta agrado, la consigna zamorana de “horror a la oligarquía” por “horror al Estado Comunal”.

18 de julio de 2017

Gerardo Rojas, @Gerojasp

El presente es parte de un articulo más amplio, aquí completo: https://goo.gl/9FKuYw

En Twitter: https://goo.gl/8d81he

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s